jueves, 4 de septiembre de 2008

Margaritas IV

Puedo decir marchitarse
en cien palabras no dichas
como cuerpos vaciados al mar,
sin un deseo acuático
sin fijar la luna en el centro de una bayoneta iconoclasta
que hable de muertos
para vivir en su reposo,
sin el agitado deseo de una mascara que ofende
entonces imaginé las bocas deseándose
y vi el rocío del cuerpo inconcluso,
en la hora cuando cesa una risa
y cambia el sentido de un meridiano
en la hora oscura
sin habitar el cuerpo de la madeja desnuda
que se desprende de las estrellas como halito nocturno que oscurece
ni más ni menos que la sombra del pasado
arrojándose con hambre en el presente
para ser solo un recuerdo
una espada en mi torso
un enigma llamado de noche
una pena en cuclillas
avanzando hacia sus estandartes mullidos
que nombran parábolas inertes
y cofres malditos
como un espejo roto
en una mirada transitoria
que recuerda al amante tendido
sin sagrario que nombrar,
sin su propio nombre
ni suspiros

Debí morir aquella noche.

7 comentarios:

Francisca dijo...

Es un muy bello poema, pero me suena tan triste, o es que en la tristeza se puede encontrar algo de belleza.

La Palo-ma dijo...

uuhhh, misterio.

cuando cesa una risa
y cambia el sentido de un meridiano
en la hora oscura

hice una imagen inmensa!!


Te quiero mon ami.

(p+)

Anónimo dijo...

Mi querido amigo, parece que cambió la inspiración, aunque este lo encuentro muy bello.
se me cuida.
un abrazo
Marcela

pcsolotto dijo...

This is a nice blog. I like it!

pcso lotto dijo...

Yuts, daw palagpat imo blog.

Santiago Paz dijo...

Tiene power este poema, aunque se ve que el dolor viene bien escondidito, como la semilla de la flor de margarita.


Un abrazo.


atte:
Paz


P.S: "El Bosco" de la foto de "Los Amantes", es un español, pero no caché muy bien.

Natalie Sève dijo...

Querido Enrique:
Este poema, no sé bien porqué, pero me ha traido a la mente los cuadros de mi madre... te he contado que tengo una madre pintora?? Mira, acá puedes conocer su arte: www.flaten.cl
A lo mejor la invitamos a tertulear cuando vaya por Santiago.. un besote!
Natalie.